Dia 18: Detrás de la Ira

36050_487393585151_356923045151_7011957_4017862_n


Pasad de la ira a la creatividad y de inmediato veréis que en vosotros surge un gran cambio. Y mañana las mismas cosas no parecerán excusas para estar enojado.

De cien personas enojadas, cerca del cincuenta por ciento sufre de demasiada energía creativa que no ha sido capaz de poner en uso. Su problema no es la ira, aunque durante toda su vida seguirá pensando que sí lo es. En cuanto un problema se diagnostica correctamente, la mitad se ha solucionado.
Centrad vuestras energías en la creatividad. Olvidaos de la ira como problema, soslayadla. Canalizad vuestra energía hacia más creatividad. Lanzaos a algo que améis. En vez de hacer que la ira sea vuestro problema, dejad que la creatividad sea el objeto de vuestra meditación. Pasad de la ira a la creatividad y de inmediato veréis que en vosotros surge un gran cambio. Y mañana las mismas cosas no parecerán excusas para estar enojado, porque ahora la energía se mueve, está canalizada, está siendo sublimada, disfruta de sí misma, es danza. ¿A quién le importan las cosas pequeñas?

(DÍA A DÍA, 365 meditaciones para el aquí y el ahora Osho).

osho-frases-pensamientos-tristeza-ira

Dia 17: Ignorancia

osho_frases_ignorancia_espiritual

Cuando utilizo la palabra ignorancia, no la empleo en un sentido negativo. No me refiero a ausencia de conocimiento. Aludo a algo fundamental, muy presente, muy positivo. Es como somos. Es la misma naturaleza de la existencia la que permanece misteriosa, y ese es el motivo por el que es tan hermosa.
Todo el conocimiento es superfluo. El conocimiento como tal es superfluo. Y todo el conocimiento crea solo una ilusión de que sabemos, pero no sabemos. Podéis vivir toda la vida con un hombre, y podéis pensar que lo conocéis, pero no lo conocéis. Podéis dar a luz, y podéis pensar que conocéis a vuestro bebé… pero no lo conocéis.
Sea lo que fuere lo que creemos saber, es muy ilusorio. Alguien pregunta: «;Qué es el agua?», y vosotros respondéis: «H20». Eso es simplemente un juego.No se sabe lo que es el agua, ni lo que es la «H» ni la «O».
Estáis etiquetando. Alguien pregunta qué es esa «H», ese hidrógeno… y recurrís a las moléculas, los átomos, los electrones, pero una vez más estáis dando nombres. El misterio no está acabado, el misterio solo se ha postergado y al final solo queda una tremenda ignorancia. Al comienzo no sabíamos qué era el agua, ahora no sabemos lo que es el electrón, de manera que no hemos arribado a ningún conocimiento.
Hemos jugado al juego de dar nombres, de colocar en categorías, pero la vida sigue siendo un misterio. La ignorancia es tan profunda y tan definitiva que no se puede destruir. Y una vez que lo entendéis, podéis reposar en ella. Es tan hermosa, tan relajante, porque entonces ya no queda adónde ir. No hay nada que saber, porque no se puede saber nada. La ignorancia es definitiva. Es tremenda, vasta.

(DÍA A DÍA, 365 meditaciones para el aquí y el ahora de Osho).

556267_10150731574674850_1536494396_n

Dia 16: El cuerpo dividido

maxresdefault

En una sociedad primitiva se acepta la totalidad del cuerpo. No hay condena. Nada es inferior y nada es superior. Todo simplemente es.

El yoga no es suficiente. Os hace muy controlados, y todo tipo de control es lora especie de represión. De modo que reprimís y luego olvidáis todo sobre la represión. Pasa al estómago, y esas cosas reprimidas se juntan cerca del diafragma. El estómago es el único espacio al que podéis seguir arrojando cosas; en ningún otro sitio hay espacio.
El día que vuestro control explote, os sentiréis tan libres y vivos. Os sentiréis renacidos, porque conectará vuestro cuerpo dividido. El diafragma es el sitio donde el cuerpo se halla dividido, el superior y el inferior.
En las antiguas enseñanzas religiosas, el inferior está condenado y el superior parece algo realmente elevado, superior, más sagrado. No es nada. El cuerpo es uno y esta bifurcación resulta peligrosa; os escinde. Poco a poco comenzáis a negar muchas cosas en la vida. Aquello que excluis de vuestra vida algún día se tomará su venganza. Os llegará como una enfermedad.
Ahora algunos investigadores científicos afirman que el cáncer no es nada más que demasiado estrés en el interior. El cáncer existe solo en las sociedades muy reprimidas, de lo contrario, no. Cuanto más civilizada sea una sociedad, más posible es el cáncer. Cuanto más cultivadas estén las personas, más posible es el cáncer. No puede existir en una sociedad primitiva, porque en una sociedad primitiva se acepta la totalidad del cuerpo. No hay condena. Nada es inferior ni nada es superior.
¡Todo simplemente es!

(DÍA A DÍA, 365 meditaciones para el aquí y el ahora de Osho).

1235902_202137423288572_12193071_n

Reflexión del Dia: ¡La necesidad de perdonarnos!

s_img_new (1)


¿Por qué necesitamos el perdón?

Porque cada uno de nosotros se ha condenado a sí mismo. Y cada uno de nosotros hemos intentado resolver nuestro odio hacia nosotros mismos proyectando en los demás la responsabilidad por nuestros problemas.

Pero esto no funciona. El odio hacia uno mismo sigue siendo odio hacia uno mismo, aunque involucremos a otros. Atacar a los demás o defendernos de su ataque no reduce nuestros juicios profundamente arraigados respecto a nosotros mismos. En el fondo, cada uno de nosotros es un niño herido que necesita sanar.
El proceso de perdonar ofrece a este niño la oportunidad de curarse. Es un proceso que dura toda la vida y que continuará mientras continuemos juzgándonos a nosotros mismos y a los demás.
No vamos a dejar de juzgar inmediatamente, pero podemos empezar a aprender cómo nos hieren los juicios que emitimos. Y, por medio de la autoaceptación, podemos llevar amor a esos lugares internos que están heridos.

Cada acto de aceptación neutraliza algún juicio que hemos emitido.
Cada acto de aceptación abre nuestro corazón al amor, y el amor cura todas las heridas.

(Paúl Ferrini de su Libro Los Doce Pasos del Perdón).

Baile-de-la-gratitud

Dia 15: El Miedo especial

575545_410842309013010_618651227_n

Es una buena clase de miedo si no sabéis exactamente qué es. Eso solo significa que estáis al borde de algo desconocido.
Cuando el miedo tiene algún objeto, es un miedo corriente. Uno le teme a la muerte… se trata de un temor muy corriente, instintivo; nada extraordinario, nada especial. Cuando uno le tiene miedo a la vejez o a la enfermedad, son miedos corrientes.
El miedo especial es cuando no podéis encontrarle un objeto, cuando está presente por ningún motivo en particular; ¡eso sí que nos asusta! Si sois capaces de encontrarle una razón, la mente queda satisfecha. Si podéis responder por qué, la mente dispone de una explicación a la que aferrarse. Todas las explicaciones ayudan a desterrar las cosas, no hacen nada más, pero una vez que se dispone de una explicación racional, os sentís satisfechos.
Es mejor ver la cosa sin preguntaros el porqué. Se trata de un enfoque con un tremendo potencial. Algo desconocido flota a vuestro alrededor y va a flotar en torno a todos los buscadores de la verdad. Es el miedo que todo buscador ha de pasar. Y no estoy aquí para daros explicaciones, sino para empujaros a él. No soy un psicoanalista… soy un existencialista.
Mi esfuerzo es haceros capaces de experimentar tantas cosas como sea posible: amor, miedo, ira, codicia,violencia, compasión, meditación, belleza, y así sucesivamente.
¡Cuanto más experimentéis estas cosas, más ricos seréis!

(DÍA A DÍA, 365 meditaciones para el aquí y el ahora de Osho).

amanecer El hombre que perdonaba

Me perdono y me libero

jio0tw


Una fuerte dependencia de cualquier cosa exterior a mi es adicción.

Podemos ser adictos a las drogas, a los fármacos, al alcohol, al sexo, al tabaco; también puede tener adicción a culpar o juzgar a los demás, adicción a la enfermedad, a las deudas, a ser victima, a ser rechazado. No obstante, puede superar estas adicciones. Ser adicto es ceder mi poder a una substancia o a un habito. Siempre puedo recuperar mi poder.

¡Este es el momento en que recupero mi poder! Elijo adquirir el habito de saber que la vida esta aquí, para mi. Estoy dispuesta a perdonarme y seguir adelante. Tengo un espíritu eterno que siempre ha estado conmigo, y que esta presente en este momento. Me relajo, me libero, me acuerdo de respirar y voy dejando marchar los viejos hábitos mientras practico los nuevos.

(Louise L. Hay del Libro MEDITACIONES PARA SANAR TU VIDA).

248037_414245118672729_375481565_n

Dia 14: Gracia

Ventana primaveral

La gracia aporta belleza. La gracia sencillamente significa el aura que rodea a la relajación total.

Si os movéis espontáneamente, cada momento en sí mismo decide cómo será. Este momento no va a decidir por el siguiente, así que permanecéis con finales abiertos. El siguiente momento decidirá su propio ser; no tenéis plan, patrón, expectativa.
El hoy es suficiente; no planifiquéis para mañana, ni siquiera para el próximo momento.
El hoy termina, y entonces llega el mañana, fresco e inocente, y se abre sin un manipulador.
Se abre por su propia voluntad, y sin el pasado. Eso es gracia.
Observad una flor abriéndose por la mañana. Seguid observando… eso es gracia. No existe esfuerzo… simplemente se mueve según la naturaleza. O contemplad a un gato al despertar… sin esfuerzo, con una tremenda gracia a su alrededor. La totalidad de la naturaleza está llena de gracia, pero el hombre ha perdido la capacidad de ser grácil, debido a las divisiones que hay en su interior.
Así que moveos y dejad que el momento decida, no intentéis dirigirlo. Eso es lo que yo llamo dejarse llevar… y todo acontece debido a ello. ¡Dadle una oportunidad!

(DÍA A DÍA, 365 meditaciones para el aquí y el ahora de Osho).

1375764_570541062981278_208381563_n

Dia 13: Flexibilidad

a8

Un hombre es joven en proporción a su flexibilidad. Observad a un niño pequeño. Es tan suave, tierno y flexible. A medida que se envejece, todo se vuelve tenso, duro, inflexible. Pero un hombre puede permanecer absolutamente Joven hasta el momento mismo de su muerte si no pierde la flexibilidad.

Cuando sois felices, os expandís. Cuando tenéis miedo, os encogéis, os escondéis en vuestro caparazón, porque si salís puede haber peligro. Os encogéis en todos los aspectos: en el amor, en las relaciones, en la meditación, en todo. Os convertís en una tortuga y os encogéis por dentro. Si continuamente se permanece en el temor, tal como viven muchas personas, con el tiempo se pierde la elasticidad de la energía. Entonces os convertís en una charca de agua estancada. Dejáis de fluir, dejáis de ser un río. Os sentís cada vez más muertos.
Pero el miedo tiene un uso natural. Cuando la casa está en llamas,tenéis que escapar. No intentéis no sentir miedo o seréis unos tontos. Deberíais mantener asimismo la capacidad de encogimiento, porque hay momentos en que es necesario detener el flujo. Deberíais ser capaces de salir y de entrar, de salir y de entrar. Eso es flexibilidad: expansión, encogimiento, expansión, encogimiento. Es como respirar. La gente que tiene mucho miedo no respira profundamente, porque incluso esa expansión proporciona miedo. Su pecho se encoge; tendrá un pecho hundido.
Intentad encontrar maneras de hacer que vuestra energía se mueva. A veces incluso la ira es buena. Al menos hace que vuestra energía se mueva. Si tenéis que elegir entre el miedo y la ira, elegid esta última. Pero no paséis al otro extremo. La expansión es buena, pero no deberíais volveros adictos a ella. Lo que de verdad debéis recordar es la flexibilidad: la capacidad de moveros de un extremo al otro.

(DÍA A DÍA, 365 meditaciones para el aquí y el ahora de Osho).

728a

Dia 12: Reacción en cadena

539999_427338603965697_332404028_n

Todas las cosas acontecen juntas. Si os sintierais menos culpables, de inmediato empezaríais a sentiros más felices. Si os sintierais más felices, os sentiríais menos en conflicto, más armoniosos… más integrados.

Si os sintierais juntos, más armoniosos, de pronto sentiríais que una cierta gracia os rodea. Estas cosas funcionan como una reacción en cadena: una inicia otra, la otra inicia otra, y así van extendiéndose.
Pero, para empezar, sentiros menos culpables resulta de vital importancia. Se ha hecho sentir culpable a toda la humanidad… siglos de condicionamiento, de decirle a las personas que hagan esto y no aquello. Y no solo eso, sino que se las ha obligado aduciendo que si hacen algo que no está permitido por la sociedad o por la Iglesia, entonces son pecadores. Si hacen algo que es apreciado por la sociedad y la Iglesia, entonces son santos. De modo que se ha engañado a todo el mundo para hacer las cosas que la sociedad quiere que hagan y para no hacer aquellas que no desea. Nadie se ha molestado en averiguar si eso es lo que a vosotros os gusta. Nadie se ha preocupado por el individuo. De modo que esto es lo básico…

hay que adentrarse en una nueva luz, en una nueva conciencia, donde poder desembarazaros de la sensación de culpabilidad. Y luego seguirán muchas más cosas.


(DÍA A DÍA, 365 meditaciones para el aquí y el ahora de Osho).

danza de color_mágico_despertar

Hacer las paces con nosotros mismos…

735193_385416188223456_1579521969_n

Los Doce Pasos del Perdón nos ofrece un proceso para abandonar nuestra búsqueda egoísta de la perfección y descubrir la belleza interna, la guía y la gracia que ya existen en nuestras vidas. Nos permite honrar a todos los demás establecer límites claros que impida la manipulación y la dependencia mutua. Y lo que es más importante, nos ayuda a practicar el perdón momento a momento para poder descubrir el lugar de la paz interior.

¿Dónde ocurre el perdón? ¿En nuestros corazones, en nuestros recuerdos?

Y nos recuerda que aunque siempre habíamos pensado que teníamos que perdonar a los demás, el verdadero perdón empieza por uno mismo. El perdón es un concepto que pocos entienden, pero muchos sabemos que en un momento se puede derramar una gracia, se puede levantar un velo, y entonces nos sentimos ligeros… sabemos que se ha producido el perdón.

Este viaje tiene por objetivo hacer las paces con nosotros mismos.

(Paul Ferrini de su Libro Los Doce Pasos del Perdón).

separador lineal azul