Estoy en el lugar adecuado…

cuadros-al-oleo-Mujeres de Rusia

Una rosa es siempre hermosa, siempre perfecta y siempre cambiante. De la misma manera somos nosotros, siempre perfectos en cualquier momento de la vida y en cualquier lugar donde estemos.

Así como todas las estrellas y los planetas están en su órbita perfecta según el correcto Orden Divino, también yo lo estoy. Los cielos están perfectamente ordenados y yo también. Quizá con mi limitado entendimiento humano no comprenda todo lo que sucede, pero sé que en el nivel cósmico estoy en el lugar adecuado, en el momento preciso, haciendo lo que tengo que hacer. Elijo tener pensamientos positivos. Esta experiencia presente es un paso hacia una conciencia nueva y una mayor gloria.

(Louise L. Hay).

578695_603666126341548_1052956935_n mente

Un Hogar llamado Tu…

009marcos182-23

Nosotros somos los que necesitamos paz en este mundo.
Nosotros somos los que más nos beneficiaremos de la paz.
Nosotros somos los que nos apartamos tanto de éso que solía ser tan simple.
Y nosotros somos los que necesitamos volver al hogar.

El hogar necesita estar donde estás Tú,
No en un edificio con cuatro paredes y un techo,
Y con un número determinado.
Hace mucho tiempo atrás, había un hogar llamado “Tú”.
Tenías muchas direcciones, pero te faltaba una,
y ésa dirección se dirige hacia Tí.
¡A tí!
Te han presentado a muchas personas,
pero hay una persona que todavía no te ha sido presentada…
Y ésa eres Tú a Tí mismo.
Porque nadie dice “déjame presentarte Tú a Tí mismo…”
Excepto por mí. Eso es lo que hago.
Ando de un sitio para otro diciendo “Bueno, déjame que te presente Tú a Tí mismo”.

(Prem Rawat-Maharaji).

428332_382855121734269_253257079_n

Un Sueño hecho realidad…

abundancia-prosperidad

A veces las palabras no pueden expresar el sentimiento que existe en nuestro interior. De hecho no es a veces: es la mayoría de las veces.
Porque es magia -es mágico- tener esta vida, tener esta existencia. Y en esta existencia, tener una oportunidad, una ventana, una opción, una puerta… una oportunidad de encontrar esa puerta.
Y luego, alguien que puede abrir esa puerta y permitir que los sueños, los sentimientos que llevan vidas enteras esperando, se hagan realidad. Algo que yo pueda entender, algo que yo pueda sentir, algo con lo que pueda llenar mi vida de satisfacción. Y no sólo un concepto, no sólo una idea, sino algo real, algo sencillo.
Si somos capaces de comprender en qué consiste esa oportunidad, si podemos comprender lo que significa…
Y aceptarla con respeto, con libertad, con ese anhelo de libertad.
En la vida quizá sea fácil dejar que la angustia se apodere de nosotros. Y puede que no sólo sea fácil dejar que nos invada la angustia, sentirnos atormentados, sino también acostumbrarnos a vivir así. Y no sólo es fácil acostumbrarnos a ello, sino empezar a considerarlo la realidad de la vida. Hay tanta gente que, cuando las cosas no van bien, dice: “Así es la vida”…

Y yo siempre le digo a la gente que no es cierto, que la vida no es así. La vida es un regalo, un sueño hecho realidad. Se ha hecho realidad. Desde el sentimiento más profundo, despertar y aceptar ESA realidad. No la de la angustia, el dolor y el sufrimiento, porque la delicadeza de la creación no da prueba de ella. La fragancia de una flor, las tonalidades de un atardecer, la belleza del cielo azul… no dan prueba de ella, no son símbolos del dolor y el sufrimiento.

(Prem Rawat-Maharaji).

1474400_695842633767393_1346995273_n

Se nos ha dado el regalo de la Esperanza…

945964_597832060227184_1591665302_n (1)

Todos necesitamos esa esperanza.
Buenas y malas cosas suceden.
Suceden cosas que nos gustan.
Y otras que no nos agradan.
Y éso nos devasta.
El corazón se quiebra y la esperanza parece perderse.
Pero no importa lo que pase
no podemos permitirnos perder la esperanza.
El corazón es el fabricante de la esperanza.
Nosotros mezclamos tantas cosas.
Hay miedo e ignorancia,
Y también hay una fuerza que nos dice
“sigue adelante”
Aún cuando hay miedo, nos insta
“sigue adelante, dá un paso”.
Tal vez estemos viviendo una situación depresiva,
Y nos dice “sonríe”.
En situaciones espantosas, cuando las cosas no están tan estupendas,
nos dice “a reírse un poco”.
Es una fuerza muy poderosa.
Es lo que nos mantiene juntos,
De lo contrario, colapsaríamos en pedazos.
En un tiempo de caos total,
esta fuerza anhela la paz.
Cuando hay desconfianza, nos habla de confianza.
En dolor total, trae un brillo de esperanza, de alivio.
La esperanza es un regalo que se nos ha dado.
Nos insta a calmar nuestra sed,
a encontrar plenitud cada día.
Nos permite continuar avanzando,
afín de que nuestro corazón busque dicha.
La esperanza hace que todo danze.
Está en una pequeña semilla, esperando crecer.
Es una vela encendida.
Es un sol, una hermosa luz dorada.
Si no fuera por la esperanza que el sol saldrá otra vez mañana,
sería muy difícil decirle adiós cada noche.
Pero vendrá mañana, y espero estar ahí para verlo.
¡Siempre hay esperanza!
Nosotros debemos aferrarnos a la esperanza y transitar.
Debemos tomar los pasos que necesitamos
y ver lo que el viaje de la vida quiere mostrarnos.
Después de todo, somos visitantes,
y hay muchas cosas para ver.
La regla es que podemos permitirnos conocer esa paz,
La regla, es la dicha.
Podemos volver a casa.
Somos vulnerables, pero también fuertes.
No cualquier viento puede derribarnos.
Tenemos una fuerza inmensurable.
Hay una inmensa sabiduría en nuestro interior,
Hay un amor incomparable.
No es sólo esperanza, sino una realidad que es asombrosa.
Hay un río de dicha donde bañarse,
un río de bondad, un río de gracia.
Esto es lo que somos.
Sólo tenemos que abrir la puerta, entrar y disfrutar,
Y recordar que no nos podemos permitir perder la esperanza.

(Prem Pawat-Maharaji).

10599166_591870647611053_1840055142298437385_n

El Instrumento Exquisito…

pinturas-en-impresionismo-femenino-pintado-al-oleo (7)

Es siempre un gran honor hablarle
a las personas que quieren aprender algo acerca de ésta vida.
Les voy a contar una historia muy simple.
Había una vez, un instrumento musical delicado.
Cuando se lo tocaba, producía el más bello de los sonidos.
Entonces la gente empezó a mirar a instrumentos “nuevos y diferentes”
e invitaron a otros músicos a juntarse y tocar.
Los músicos trajeron sus tambores, sus flautas y sus guitarras.
De pronto nadie sabía cómo tocar éste instrumento tan especial,
y la gente empezó a preguntarse, “Para qué sirve este instrumento?”
Era muy bello, llamaba la atención,
pero lentamente empezó a juntar polvo
porque era ignorado y hasta se puso fuera de tono.
Entonces un día alguien vino y preguntó
“porqué han abandonado este instrumento tan hermoso?”
La gente lo miró preguntándose
“Qué instrumento? Los tambores están en sintonía,
las flautas están grandiosas, los violines están perfectos y el piano en sintonía. ”
El dijo,” No se acuerdan de este instrumento?
Por éste instrumento Uds se interesaron en la música,
construyeron este lugar y se juntaron para oírla.
Ahora que la curiosidad los ha llevado
a lo nuevo y diferente lo han estado ignorando. ”
Ellos preguntaron,“Qué es lo que tiene este instrumento que lo hace tan especial?”
El hombre les dijo, “Déjenme que se lo muestre”.
El limpió el instrumento y empezó a brillar.
Nosotros nos olvidamos y solamente vemos el polvo de la superficie.
La persona que sabe puede ver más allá del polvo.
Lo puede limpiar y renovar su belleza, su brillo, su encanto, su gloria.
Después él hizo la parte más importante, lo sintonizó.
El instrumento tiene que estar sintonizado para que suene bien.
Después de haberlo sintonizado, él se lo devolvió
a la gente y dijo: “Ahora sí lo pueden usar.”
Ellos dijeron, “No sabemos cómo usarlo”.
Rásguenlo y empezará a sonar. Escuchen, lo van a oir.”
Cuando empezaron a usarlo se quedaron hipnotizados por su bello sonido.
He aquí un instrumento que podía verdaderamente tocar los corazones.
Cuál es el instrumento?
¡Eres tú!
En la carrera por lo “nuevo y diferente” te has olvidado de Tú mismo.
Todo es acerca del encanto de lo “nuevo y diferente”
excepto para éste instrumento, esta vida.
Excepto para este corazón.
Todo lo demás tiene prioridad. Desde la mañana hasta la noche dices
“Tengo que hacer ésto, tengo que hacer aquello.”
Estás tú en alguna parte de ésa lista? Número 10? 20? 100?
No. En ninguna parte.
Cuando este instrumento está sintonizado
y empiezas a tocarlo escucharás una melodía.
La melodía de la respiración viniendo hacia tí.
Es muy simple.
Lo que estás buscando, lo que necesitas está dentro tuyo,
pero por negligencia, se ha puesto fuera de sintonía.
Cuando esté sintonizado podrás disfrutar
del potencial de ese instrumento.
Esta es tu vida. Encuentra ese contentamiento.
Esa es la deuda que tienes contigo mismo.
Si quieres ser rico, empieza contigo.
La primera deuda que tienes que pagar es la deuda del corazón,
su pedido, su querer estar satisfecho.
No es un pedido tan grande.
Es simple.
Estar satisfecho.

(Prem Rawat-Maharaji).

0_8e161_d7f7a561_orig

¡Conoces el Amor… conoces la Verdad!

10599166_591870647611053_1840055142298437385_n

El hombre que practique los misterios del amor entrará en contacto no con un reflejo, sino con la verdad en sí. (Sócrates).

Este amor que se puede convertir en un contacto con la propia verdad es algo que sólo surge de tu conciencia; no de tu cuerpo, sino de lo más profundo de tu ser. El deseo surge de tu cuerpo; el amor surge de tu conciencia. Pero la gente desconoce su conciencia, y de esta manera se perpetúa el malentendido: confunden el deseo carnal con el amor.
Hay muy pocas personas en el mundo que conozcan el amor. Son aquellas que se han vuelto muy silenciosas, llenas de calma… y que, como fruto de ese silencio y de esa paz, han entrado en contacto con lo más profundo de su ser; con su alma. Una vez que entras en contacto con tu alma, tu amor se convierte no en una relación sino, sencillamente, en tu sombra. Dondequiera que vayas, con quienquiera que vayas, estás amando.
Ahora mismo, aquello que llamas amor está dirigido hacia alguien, circunscrito a alguien. Sin embargo, el amor no es un fenómeno que se pueda acotar. Puedes sostenerlo con las manos abiertas, pero no lo podrás encerrar en tus puños. En el momento en que cierras tus manos, te das cuenta de que están vacías. En el momento en que las abres, toda la existencia se ofrece ante ti.
Sócrates está en lo cierto: aquel que conoce el amor, conoce la verdad, porque son sólo dos nombres para una misma experiencia. Date cuenta de que si no has conocido la verdad tampoco has conocido el amor.
No hay mejor ayuda que el amor para alcanzar esta bendición de la naturaleza humana.

(Osho de su Libro Amor-Libertad-Soledad).

229071_250360251734211_1568002189_n (el amor es religion)

Recuerda… ¡estas con vida!

abundancia-prosperidad

Cuando ves un atardecer, ¿Qué ves? ¿Una bola naranja? Miras los colores y dices…”unos colores hermosos…”?
Cuando ves un amanecer, ¿qué ves? Bueno, déjame decirte ésto y consideralo, la próxima vez que veas un atardecer, míralo y recuerda que estás con vida, que existes.
¡Tú! ¡Tú!
No hay nadie como tú en la faz de ésta tierra. Sólo tú. Sabes que tú puedes dar tus ideas a otra persona, puedes dar tu chaqueta a otro, tu reloj a alguien más…pero nunca podrías dar tu respiración a otra persona. Nunca puedes dar ésta vida a otra persona. Es imposible transplantar ésto. Es único. Cada momento es único.
Cada día habrá un atardecer y cada día habrá un amanecer, por lo menos alrededor de la línea del ecuador. Te vas demasiado lejos hacia el norte, y en seis meses no tienes nada. Alrededor del ecuador, habrá amanecer y habrá atardecer.
Habrá personas que se pararán y admirarán los colores; además, habrá aquellas personas que admirarán algo más, porque ellos pueden ver un poquito más allá del sol, más allá del color, mas allá del azul, ellos pueden verse a sí mismos.
Ellos verán un bosque y verán un poquito más allá del bosque, se verán a sí mismos.
Ellos sabrán también que éso, es un regalo, que pueden ser testigos de éso porque están vivos.
Ellos estarán agradecidos y permitirán que sus corazones se llenen de ¡GRATITUD!
No un agradecimiento obligatorio, sino un aprecio que viene desde adentro de uno, porque se está agradecido.
Conocer…no porque alguien nos ha susurrado al oído, sino porque Tú conoces.
Estar agradecido, no por el atardecer, sino por esa respiración que nos permite ver ese atardecer. Porque recuerda, habrá muchos, muchos atardeceres, aún, después que te hayas ido.. muchos y tú no los verás.
Hay algo más sucediendo que te está permitiendo ver el que se está celebrando en frente tuyo.

(Prem Rawat-Maharaji).

578695_603666126341548_1052956935_n mente