Dia 184: La Gran Ambición

osho_frases_DORMIR

Todo hombre es un amor no nato, de ahí la desdicha, la angustia. Porque la semilla no puede sentirse satisfecha siendo semilla.

Quiere convertirse en árbol, quiere jugar con el viento, elevarse hacia el cielo… ¡es ambiciosa!
Cada ser humano nace con una gran ambición… la ambición es florecer en el amor. De modo que veo a cada ser humano como una posibilidad, un potencial, una promesa. Algo que no ha sucedido y que aún debe acontecer, y a menos que pase no puede haber satisfacción ni paz; habrá agonía, sufrimiento, desdicha.
Solo cuando habéis llegado a un florecimiento en el que sentís que estáis realizados - que habéis alcanzado aquello para lo que habéis nacido, que habéis alcanzado vuestro destino, que ya no queda más-, solo cuando la ambición desaparece por completo porque ha sido satisfecha, una persona es feliz, jamás antes.

(DÍA A DÍA, 365 meditaciones para el aquí y el ahora de Osho).

fantastic-world-16

Dia 182: Fluidez

281628_244218048932573_154317147922664_868416_3919553_n

Es bueno estar en muchas cosas… eso os da fluidez. Una persona que ha estado en una cosa, y solo en una, se vuelve muy fija y el cambio se le hace complicado.

Es muy bueno que la gente siga cambiando de este a aquel trabajo; eso la mantiene fluida.
En un mundo mejor, todo sería más móvil de lo que es y las personas estarían cambiando continuamente para que nada se vuelva fijo… lo fijo es una enfermedad.
Cada trabajo nuevo, cada obra nueva, aporta una cualidad nueva a vuestro ser… os hace más ricos.

(DÍA A DÍA, 365 meditaciones para el aquí y el ahora de Osho).

aire

Dia 181: Recordar

osho-despierta-madurez-mental

¡Todo es divino! Dejad que esto sea el primer elemento fundamental en vuestra vida… puede cambiaros tremenda, completamente. Así que a partir de este momento recordadlo tanto como podáis.

Es natural que lo olvidéis muchas veces; que no os preocupe. En cuanto volváis a recordarlo, dejad que esté ahí. No os atormentéis por haberlo olvidado una hora. Es natural… es un viejo hábito; durante muchas vidas hemos vivido en ese hábito. Así que es natural. No os atormentéis, no os sintáis desdichados y culpables. Si podéis recordarlo aunque sea durante unos segundos en veinticuatro horas, bastará… porque la verdad tiene tanto potencial, es tan poderosa, que una pequeña gota de verdad es suficiente para destruir todo vuestro mundo de ausencia de verdad. Un simple rayo de luz es suficiente para destruir la oscuridad de miles de años.
De modo que no se trata de una cuestión de cantidad, recordadlo. No es una cuestión de que recordéis durante veinticuatro horas… ¿cómo podríais hacerlo? Jamás pido algo que es imposible, únicamente lo que es posible. Poco a poco, os empujo más y más, y un día, de repente, veis que lo imposible se ha vuelto posible.

(DÍA A DÍA, 365 meditaciones para el aquí y el ahora de Osho).

10599166_591870647611053_1840055142298437385_n

Dia 179: Desdicha

tumblr_kxykomQfGi1qac6sjo1_500

La intención de la naturaleza es que todos seamos emperadores; la naturaleza crea solo reyes, pero jamás lo aceptamos; parece demasiado bueno para ser verdad.

Solo la felicidad es el criterio para saber si nos acercamos o no a la verdad. Cuanto más próximos estáis a la verdad, más felices sois; cuanto más lejos estáis de la verdad, más desdichados. La desdicha no es otra cosa que distancia de la verdad; la felicidad es proximidad, intimidad. Y cuando uno se ha convertido en uno con la verdad, esa es la felicidad definitiva que no se os puede arrebatar, porque toda distancia ha desaparecido, todo espacio entre vosotros y la verdad ha desaparecido.
La verdad existe en el núcleo central de nuestro ser, pero nosotros existimos en la periferia, vivimos en la periferia. Vivimos en el porche de un palacio y hemos olvidado por completo dicho palacio. Hemos decorado nuestro pequeño porche y creemos que es todo lo que hay. Somos mendigos autocondenados.
La intención de la naturaleza es que todos seamos emperadores;la naturaleza crea solo reyes, pero jamás lo aceptamos; parece demasiado bueno para ser verdad. Somos felices en nuestra desdicha. Esta da algo, y eso es el ego. La desdicha aporta ego, y la felicidad se lo lleva.
Nos gustaría ser aunque fuéramos desdichados; no queremos desaparecer.Y eso es lo que está en juego, ese es el juego. Uno ha de desaparecer, y solo entonces la felicidad y la verdad son posibles.

(DÍA A DÍA, 365 meditaciones para el aquí y el ahora de Osho).

735193_385416188223456_1579521969_n

Dia 177: ¿Ahora Que?

Emociones libres del miedo Osho Wonalitxia©

Mientras hacéis algo -tallar, pintar, esculpir-, estáis enfrascados en ello. Es vuestro gozo, vuestra meditación. Pero al terminar, naturalmente regresáis a la mente y esta os empieza a preguntar: «¿Qué sentido tiene?».

Se dice de Gibbon que cuando terminó su historia del mundo lloró. Le había requerido treinta años de trabajo; día y noche, año sí y otro también, trabajando sin cesar. Cada día dormía cuatro horas y trabajaba veinte. Al concluirlo, lloró. Su esposa no podía creerlo, ni tampoco sus discípulos.
«¿Por qué lloras?», le preguntaron. Todo el mundo estaba feliz por la finalización de la obra, el registro más grande de la historia estaba acabado. Pero él lloraba. «¿Ahora qué haré? ¡Estoy acabado!» Y murió a los tres años; no le quedaba nada más que hacer. Siempre había sido un hombre joven; el día en que terminó su trabajo, se hizo viejo. Le sucede a cada creador: un pintor se halla tan apasionadamente absorto en su cuadro que cuando lo termina, de pronto siente un vacío y se pregunta:«¿Ahora qué? ¿Por qué lo hice?». Se necesita una gran percepción para ver que el gozo de la pintura radica en la propia pintura. No hay un resultado… el fin y los medios no están separados.
Si estáis disfrutando de algo determinado, ahí radica su esencia; no pidáis nada más. ¿Qué más necesitáis? La consecución está en el mismo proceso. Habéis crecido a través de él, esa es la consecución. Os habéis hecho más profundos en él; esa es la consecución. Os habéis acercado al centro de vuestro ser, ese es el logro. Si sois conscientes, la sensación de inutilidad desaparecerá.

(DÍA A DÍA, 365 meditaciones para el aquí y el ahora de Osho).

1570203

Dia 174: Futilidad

Oct13_295

Todo es fútil Uno ha de entender esto. Si no lo entendéis, siempre permaneceréis en la ilusión. Todo es fútil, y en la vida no hay progreso, no hay mejora, porque la vida esta eternamente ahí. La vida ya es perfecta.

Todo lo que tratáis de hacer para perfeccionar más la vida es fútil, pero se requiere tiempo para comprenderlo. Cuando os sentís estancados podéis hacer dos cosas. Podéis cambiar vuestro estilo de vida v entonces, durante unos días, estaréis como en una luna de miel, las esperanzas, deseos, ambiciones y la posibilidad del mañana vuelven a cobrar vida. Pero pasados unos días ese mañana nunca llega. Una vez más volvéis a estar anclados y la totalidad de las cosas retoma su naturaleza rutinaria.
Es igual que cuando amáis a una mujer. Acabada la luna de miel, el amor se acaba. Al final de la luna de miel volvéis a buscar a otra mujer. Pero podéis ir de una luna de miel a otra, aunque no os va a ayudar de ninguna manera. Debéis comprender que no hay nada que conseguir en la vida. La vida no está orientada hacia los objetivos. La vida está eternamente aquí y ahora. Ya es perfecta. No se puede mejorar.
Cuando comprendéis esto, entonces no hay futuro, no hay esperanza, ni deseo ni ambición. Vivís el momento; lo disfrutáis.

(DÍA A DÍA, 365 meditaciones para el aquí y el ahora de Osho).

osho-despierta-vida

Dia 169: Las Escrituras

ob_6d599b_533601-170429549761540-1454358707-n

Sí, hay escrituras, muchas, y filosofía elevada, ¡pero son tonterías! Son simplemente para que la gente tonta se mantenga ocupada, no para el verdadero buscador.

Lo que estoy diciendo está absolutamente vivo, es nuevo, fresco, joven. No es en absoluto tradicional. Se trata de un fenómeno totalmente diferente… tiene que serlo. Porque algunas escrituras fueron escritas hace tres mil años, estaban destinadas para el pueblo para las que fueron escritas. Esa psicología ya no funciona en el mundo. Yo os respondo a vosotros; aquellas escrituras respondían a su pueblo. No fueron escritas para vosotros. Hay un abismo de tres mil, cuatro mil, cinco mil años entre vosotros y esas escrituras. Son completamente irrelevantes. Tan absurdo como alguien que se ponga a estudiar física y se detenga en Newton sin llegar jamás hasta Albert Einstein.
Y desde luego cada maestro ha de hablar ante la gente que tiene disponible. Yo no le hablo a paredes, le hablo a personas; estoy respondiendo. Pero las escrituras no pueden funcionar de esa manera; no pueden crecer.
Por eso en tiempos antiguos muchos maestros insistían en que sus proverbios no debían ser escritos, para que pudieran continuar creciendo. Entonces el maestro entregaría su mensaje al discípulo, y este viviría en un mundo diferente. El maestro desaparecería y el discípulo enseñaría por propio derecho algo a otras personas. Realizaría muchos cambios, porque las personas y las situaciones han cambiado. Se trataría de un fenómeno vivo, en crecimiento. Por eso insistían en no escribirlas, porque cuando escribís un libro se convierte en algo fijo; se paraliza. Ya nadie puede cambiarlo. Si alguien lo hace, entonces los seguidores del libro se encolerizarían.

(DÍA A DÍA, 365 meditaciones para el aquí y el ahora de Osho).

407629_261583690567522_738149140_n