En Busca del Hogar Interior.

maxresdefault

En muchísimas ocasiones estamos tan absorbidos por nuestra cotidianidad que se dificulta la posibilidad de hacer cambios en nuestras vidas, y cuanto mas luchamos por liberarnos para hacer lo que deseamos hacer, menos capacidad tenemos para lograrlo. Debe hacerse algo para cambiar eso y no lo vamos a conseguir atrincherados en los hábitos de la cotidianidad. En estas ocasiones “no podemos oír a nuestro corazón”, “no podemos escuchar nuestra intuición”; solo escuchamos un gemido que emerge de nuestra alma y la vida se convierte en una tortura.

Y la vida no es eso, aunque a veces lo parezca. La próxima vez que escuchemos ese intenso gemido del Alma, abrámonos a el y dejemos entrar la energía del universo; dejemos que cada amanecer y cada puesta de sol nos bañen con sus tonalidades rosa, lavanda y naranja; permitamos que los arboles, océanos, desiertos y corrientes nos canten sus canciones; sintamos el vigor de la nieve que cubre las montañas, y la maravilla de miles de estrellas parpadeando en el cielo nocturno. Respetemos los ciclos de la luna y su recorrido en la eclíptica; ella nos guiara al HOGAR.

Liberemos el rehén preso en nosotros; tal vez nuestras cabezas tengan sus planes y calendarios, pero la impronta de nuestras vidas se encuentra codificada en nuestros corazones y en nuestras almas. El amarnos y nutrirnos la libera.
Hay una fuerza increíble en la frase “no se”, nos libera el cerebro para que nuestra alma pueda decirnos lo que hemos de hacer. No es necesario que nos esforcemos. Nos encontraremos con nosotros mismos de una manera mágica, fácil y natural, haciendo lo que hemos venido a hacer aquí.

Descubriremos que el objetivo de nuestra alma nos produce alegría, porque es lo que hemos deseado hacer todo el tiempo.

A veces, en un segundo, recordamos que hemos venido a hacer en este mundo. No tenemos que esforzarnos mucho para recordar; la clave es relajarse, sentir y limpiar las emociones para que podamos recordar los sueños que yacen enterrados. No tenemos que luchar para encontrar nuestro destino. Alimentemos y eduquemos nuestra alma y dejemos que el destino nos encuentre. Hay que ir despacio. Recordemos lo que el alma desea hacer en los momentos de tomar las grandes decisiones de nuestra vida. Respetemos también lo que el alma desea hacer en las cosas pequeñas, en los detalles cotidianos; dejemos que nos conduzca al hogar.

Muchas personas buscan incansablemente que se produzca el gran acontecimiento, la gran revelación, la gran introspección que habrá de cambiar su vida. Queremos ganar la lotería, pero el “billete ganador” ya lo tenemos en la mano.

shutterstock_144487549_web-1024x682

EL REGRESO A CASA…

Todos nos encontramos en un viaje espiritual, porque todos tenemos ALMA. Mucha gente asegura que se encuentra haciendo un camino espiritual, queriendo decir con ello que están comprometidos con su viaje espiritual y que están realizándolo de forma consciente.

No estamos vagando sin objeto por alguna boscosa senda espiritual. No estamos caminando a ciegas, dando vueltas y pidiendo que se nos diga que hemos de hacer, porque la ciega actuación de alguien nos ha engañado. Esta montaña rusa emocional, esta senda equivocada que nos empuja a lugares vacíos, que nos hace arrastrar por largos y oscuros túneles y que, inesperadamente, gira y tuerce- haciéndonos tropezar algunas veces contra murallas-, nos conduce a alguna parte.

Tanto si la califica usted de senda, de viaje o de aventura, tendrá un destino. Ese destino explica las palabras que estaban en la conciencia y en los labios de tantas personas. Explica la inquietud, la urgencia y el deseo- la nostalgia- que hay por doquier. Resuelve el misterio de por que tantas personas se encuentran a si mismas repentinamente, la conciencia de sus anhelos para encontrar el recto trabajo que hemos de hacer, el sitio adecuado en el que hemos de vivir, y la gente adecuada con la que hemos de vivir y trabajar, y por que todo eso tiene una importancia extrema. Arrojara luz sobre el hecho de por que tantas personas están comprometidas con establecer un contacto consciente con su ALMA, y con su conexión con el universo que los rodea. Todos los caminos llegan al HOGAR.

Y todas las fuerzas del universo nos están presionando ahora, están conspirando, girando, tirando de nosotros y empujándonos para que vayamos allí. Tanto si este deseo se manifiesta de forma externa, como el anhelo de vivir y de trabajar en el lugar adecuado; o bien internamente, como una nueva impronta del interés por el ALMA, es tiempo de “ir a casa”. Es tiempo de recordar quienes somos y que hemos venido a hacer aquí. Es hora de recordar y activar el propósito que tiene nuestra alma para estar aquí.

Nuestro camino a casa significa llegar al corazón de lo que somos y de lo que vinimos realmente a hacer aquí. Abrir su corazón activa ese PLAN.

(Melody Beattie de su Libro EN BUSCA DEL HOGAR INTERIOR).

health09

VENDER EL ALMA…

Melody Beattie plantea que nuestro regreso a casa significa llegar al corazón de lo que somos, y de lo que vinimos a hacer aqui. Es una marca en su vida, en el ADN de su alma, al abrir su corazón se activa ese plan.

El vender nuestras almas no es una magnifica transacción hecha con el mal. Vender nuestra alma no constituye un negocio tan claro como el que Lucifer propuso al agente de Hollywood: todo el dinero, el poder y el sexo que quieras a cambio de tu alma eterna. Aunque a veces lo sea.

“Vender nuestra alma significa vender las pequeñas cosas, las cosas que nos proporcionan felicidad y alegría, y que nos hacen sentir bien; significa vender nuestros sentimientos, nuestras emociones, nuestra felicidad y nuestros sueños”.Hay un dicho que esta circulando ahora frecuentemente: ¿Lo amas?., refiriéndose a cosas como un corte de pelo, un par de medias o una casa. Empezó como un cliché trivial, pero es una cosa importante que nos hagamos preguntas, tanto a nosotros como a los demás, sobre pequeñas y grandes cosas, sobre lugares y personas . ¿Lo odias?,te gusta, lo amas? ¿Como se siente tu corazón? ¿Funciona contigo? ¿Te hace feliz? ¿Hace feliz a tu corazón? ¿Es bueno y adecuado? ¿Resuena con tu alma?.

En contra de la creencia popular, así es como se supone que se ha de sentir la vida cuando nos encontramos en el buen camino, o en el camino espiritual. No se trata de una pena sin fin, de un sufrimiento, de compromisos que hacen que nos preguntemos si aun queda algo de nosotros. Se trata de que escojamos el camino de aprender la alegría. Se trata de aprender a escoger la vida.

Eso no significa que tengamos que hacer daño a los otros de forma deliberada para sentirnos felices. Nuestros sueños no deben ni necesitan comprarse a costa de los sueños de los demás. Este universo es generoso. Hay infinidad de sueños a nuestro alrededor.

Una de las peores herramientas que utiliza el lado oscuro es la amargura, al acabar con nuestros sueños, con nuestros deseos y esperanzas, y con cuanto nos proporciona alegría.

En el caso de las adicciones, de adecuar nuestras emociones a una sustancia que las altera o bloquea, la venta de nuestra alma puede ser muy costosa. Puede resultar muy laborioso volverla a comprarla. En otras circunstancias puede ser mas fácil, pero siempre requerirá esfuerzos, negociaciones y tiempo, recuperar nuestra libertad. Pero vale la pena comprarla de nuevo. El rehén que estamos liberando es nuestro YO.

El Hogar es donde esta el corazón. Todos tenemos uno.

Algunas veces me siento confundida. Tal vez debido a que por lo sucedido en nuestra infancia y por otros hechos que se escapan a nuestro control, no sabemos lo que es un hogar. Pensamos que el hogar es donde esta la aflicción. En ocasiones nos apelmazamos y nos hacemos un hogar en un lugar que no es el verdadero.

Ahora es tiempo de que vayamos a los sitios a los que queremos ir. !Es hora de ir a casa!

(Melody Beattie de su Libro EN BUSCA DEL HOGAR INTERIOR).

10472674_10152566658768514_6228338373446731401_n

EL REGRESO DE NUESTRA ALMA…

Para lograr que nuestra Alma retorne a lo que en esencia es, se aconseja realizar algunas practicas curativas sencillas, pero efectivas; las mismas deben constituirse como parte de hábitos de la vida diaria.
1.- Prueba a crear un “lugar sagrado” en una habitación o en un rincón de tu casa: Reúne allí unos cuantos objetos, tales como fotos, estatuillas, cosas que puedas haber comprado y que simbolizan algo para ti. O utiliza objetos tales como plumas, piedras, trozos de arboles u hojas que puedes haber recogido de la naturaleza. Despues, siéntate en tu lugar sagrado todos los días mientras meditas.
2.- Lleva un cuaderno de palabras, frases y afirmaciones que resuenen en tu corazón y en tu alma. Añade unas y quitas otras que ya no te sirvan.
3.- Visualiza, de forma concreta, con palabras o imágenes, tus pequeños logros. Físicos “Hoy he aprendido a jugar golf”. Emocionales “He conectado con mi tristeza”. Sociales “He aprendido a decir No”. Económicos “Distribuyo el dinero mejor que antes”.
4.- Acuérdate de darle las gracias a Dios diariamente por esto: la comida, el agua, la casa, una sonrisa, la lluvia, una preciosa luna de otoño, los arboles en primavera.
5.- Regala algo que ya no utilices a quien conozcas. O envuélvelo en papel de regalo y dáselo a una organización de caridad. No lo utilices para deducir impuestos. No le digas a nadie que lo has hecho.
6.- Cuando te asalte la melancolía o el malhumor, pon la música que mas te guste y baila.
7.- Aprende a ser padre observando niños. ¿Tratarías a un niño pequeño de la forma que te tratas a ti mismo? ¿Le dirías a un niño pequeño las cosas que te dices a ti mismo?.
8.- Cada vez que cuides tu cuerpo, tomate tiempo para disfrutar del cuidado que te das a ti mismo.
9.- Aprende técnicas de relajación manual, como yoga, meditación o algunas artes marciales (Tai Chi Chuan).
10.-Sal a pasear a la naturaleza. Toma conciencia de lo que ves, oyes o hueles.
11.-Sin ninguna razón aparente, haz cualquiera de las siguientes cosas que te hagan sentirte bien: Ve al parque. Escucha la música que mas te guste. Ríete. Siéntate al sol sin moverte durante cinco o diez minutos. Canta a grito pelao. Grita a pleno pulmón cuando te sientas tenso. Hazte un nuevo corte de pelo. Abraza a un niño. Mantente en contacto consciente con tu ser emocional y tu ser espiritual. Desarrolla una relación constante con Dios, tal como tu lo entiendas. Si te concentras en sentirte bien, se te pueden ocurrir muchas mas cosas que puedes hacer por ti mismo.

Los “rituales” para hacer que vuelva nuestra ALMA, son muy simples. Hay que hacerlos todos los días. No hay ningún remedio mágico, pero estas distintas maneras de cuidar de ti mismo y de cuidar de tu alma son una forma concreta y real de hacer la labor de la recuperación.

(Dorothy May de su Libro Codependencia: La Dependencia Controladora/La Dependencia Sumisa).

happy woman

Anuncios

6 comentarios sobre “En Busca del Hogar Interior.

  1. ..es tan grande y sutil ,el haber leido en estas paginas ese lenguaje conocido y trajinado, el haber llorado tanto para llegar de nuevo a casa , en y por las sendas verdaderas…Gracias ! .muchas gracias a todos (as) es como ir de nuevo a un bellisimo parque natural y al ver hasta aquel mínimo granito de arena, recuerdo el valor (silice) en todos los demas repartidos en todas partes.!……ESO y/o aquello….de haber sentido al universo y al Poder Superior tambien !.creo es parte del permiso que el poder superior nos cede y nos concede……cuando nos permite regresar a casa…………………….

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s