Meditación de Autosanación…

kindfulness-1

Hay una meditación de autosanación, simple pero poderosa, que puedes practicar cuando sientas la necesidad de fortalecer tu sistema inmunológico. Es especialmente eficaz si la utilizas cuando percibes los primeros síntomas de una enfermedad, pero también funciona con enfermedades que ya están instauradas si la usas con la suficiente frecuencia y concentración. Asimismo, contrarrestará las alteraciones sufridas por tu campo energético a causa de cualquier negatividad.
De todos modos, la práctica de la presencia en el cuerpo momento a momento no tiene sustituto posible, y si no se realiza, el efecto de la meditación sólo será temporal. Veamos los detalles prácticos.

CUANDO TENGAS UNOS MINUTOS LIBRES, y especialmente por la noche antes de dormir y a primera hora de la mañana antes de levantarte, «inunda» tu cuerpo de conciencia. Cierra los ojos. Túmbate de espaldas. Ve llevando la atención, sucesivamente, a las distintas partes del cuerpo: manos, pies, brazos, piernas, abdomen, pecho, cabeza, etc. Siente la energía dentro de esas partes con toda la intensidad posible. Mantente en cada una de ellas durante quince segundos aproximadamente. A continuación, deja que tu atención recorra el cuerpo unas cuantas veces como una ola, de los pies a la cabeza y de la cabeza a los pies. Con dedicar un minuto a esta parte es suficiente. A renglón seguido, siente la totalidad de tu cuerpo energético como un campo de energía unificado. Mantén la sensación durante unos minutos. Permanece intensamente presente durante ese tiempo, presente en cada célula de tu cuerpo. No te preocupes si tu mente consigue apartar tu atención del cuerpo ocasionalmente y te quedas perdido en algún pensamiento. En cuanto te des cuenta de que eso ha ocurrido, reorienta tu atención hacia el cuerpo interno.

(Eckhart Tolle de su Libro Practicando el Poder del Ahora).

bambu-y-piedras

Registra la Alegría y mantenla

Cómo-entender-el-bienestar (1)

Si verdaderamente crees en la existencia de Dios, debes estar feliz y contento: Aún si estás pasando por condiciones difíciles o contrarias en el presente momento, debes entender que tales cosas pueden ser solamente una imagen temporal. Dios tiene todo el Poder y Dios es el Bien, por lo tanto la vida debe ser buena también. Una vez que conoces esto, es solamente una cuestión de tiempo que demuestres salud y felicidad.
Sonríele al mundo. Le debes esto a Dios, a tu prójimo y sobre todo, a ti mismo. Si vas de aquí para allá con cara de viento este, ¿qué puedes esperar atraer del mundo?
Cuando digo sonríe, me refiero por supuesto, a una sonrisa verdadera, no una artificial, porque una sonrisa falsa es el espectáculo más triste sobre la tierra. Todos conocemos gente que lleva una sonrisa fija, congelada, melancólica y casi profesional. En verdad, que eso no es una sonrisa en absoluto, es sólo una curva permanente en el rostro. Sonríe, si al principio toma un poco de esfuerzo, sigue sonriendo hasta que ésta se vuelva espontánea, como probablemente será.

(Emmet Fox).

vida-saludable

Dios debe vivir en Ti…

gratitud

Tu propia mentalidad tiene todo el poder para hacer de tu vida algo bueno o malo. Esta es la gran verdad con relación al hombre.
Si tienes un órgano dañado, tal daño es causado por tu propia mentalidad y si cambias tu pensamiento con respecto a éste, el mismo será sanado. Si tu medio ambiente es desagradable, ese desagrado es causado por tu mente y cuando tu propia mentalidad cambie, lo que te rodea también cambiará. Si tu problema es la carencia, la misma es causada por tu propia mentalidad y si cambias tu mentalidad, vendrá la prosperidad.
Tú no eres afectado verdaderamente por otras personas o por los hábitos; por el clima o el mercado; Por la situación mundial o la administración o por cualquier otra causa concebible, excepto por tu propia mentalidad.
La Vida Divina debe ser expresada mediante pensamientos de Vida en ti, si Ella va a curarte. El Amor Divino debe convertirse en un sentimiento de amor en tu propio corazón, si va a curarte o alguien va a ser curado por tu mente. La Inteligencia Divina debe convertirse en entendimiento consiente en tu mentalidad, si va a guiarte y salvarte. La Paz Divina debe ser experimentada en la práctica por ti, antes que ella pueda cambiar tu vida.
Estas cualidades tienen que formar parte de tu propia mentalidad antes de que puedan afectar tu vida. Pensar en ellas como perteneciendo meramente a un Dios externo, no puede hacer nada por ti.
¡Jesús nos advirtió que el Reino de Dios está dentro!

(Emmet Fox).

428332_382855121734269_253257079_n

Reflexión del Dia: 16 de Diciembre

1461204_745089385506743_1807883239_n (1)

De todos los juicios que nos hacen en la vida ninguno es tan importante como el que nos hacemos nosotros mismos, pues ese juicio toca el centro mismo de nuestra existencia.
Ningún aspecto significativo de nuestro pensamiento, motivación, sentimientos o conducta queda inalterable a causa de nuestra autoevaluación.
El primer acto de honra al yo es la afirmación de la conciencia: la elección de pensar, de estar conscientes de, de enviar la luz de la conciencia fuera de nosotros hacia el mundo y hacia dentro al interior de nuestro propio ser. Fracasar en este esfuerzo es fracasar en el yo en el nivel más básico.

Honrar al yo es estar dispuestos a pensar en forma independiente para vivir de acuerdo a nuestro criterio, y asumir con valor nuestras propias percepciones y juicios.
Honrar al yo es estar dispuestos a saber no sólo lo que pensamos sino también lo que sentimos, lo que queremos, lo que necesitamos, lo que deseamos, acerca de lo que sufrimos, qué nos asusta o nos enoja, y aceptar nuestro derecho a experimentar esos sentimientos. Lo opuesto a esta actitud es la negación, el desconocimiento, la represión el autorrepudio.
Honrar al yo es preservar una actitud de autoaceptación, lo cual significa aceptar lo que somos, sin auto-opresión o autocastigo, sin ningún fingimiento acerca de la verdad de nuestro propio ser, fingimiento destinado a engañarnos ya sea a nosotros mismos o a cualquier otro.
Honrar al yo es vivir auténticamente, es vivir y actuar desde nuestras más profundas convicciones y sentimientos.
Honrar al yo es rehusarse a aceptar sentimientos de culpa inmerecidos, y hacer lo mejor posible por corregir aquellos sentimientos de culpa que nos podamos haber ganado. Honrar al yo es estar comprometidos con nuestro derecho a existir el cual procede del conocimiento de que nuestra vida no le pertenece a los demás y de que no estamos en la Tierra para vivir de acuerdo con las expectativas de nadie. Para mucha gente, esta es una responsabilidad aterrorizante.
Honrar al yo es estar enamorados de nuestra vida, enamorados de nuestras posibilidades para crecer y para experimentar júbilo, enamorados del proceso de descubrimiento y de exploración de nuestras potencialidades humanas distintivas.
Así, podemos empezar a ver que honrar al yo es practicar el egoísmo en el sentido más alto, más noble y menos comprendido de esa palabra. Y esto, les diré, requiere de una enorme independencia, valor e integridad.

(Nathaniel Branden de su Libro Honrando al Yo).

417465_315027491926882_1017103714_n

Reflexión del Dia: 2 de Diciembre

1461204_745089385506743_1807883239_n (1)

El amor es un estado de Ser.
Tu amor no está afuera; está en lo profundo de ti.
Nunca puedes perderlo, no puede dejarte.
No depende de otro cuerpo,
de otra forma externa.

(Eckhart Tolle de su Libro Practicando el Poder del Ahora).

mariposas celestes

Reflexión del Dia: 6 de Septiembre

osho

piedras energeticas

Reflexión del Dia: 5 de Septiembre

d4ef025f376c60087bbb04893e5d8437

piedras energeticas