Reflexión 19 de Mayo: La percepción de la verdad es instantánea

En la relación que existe entre el individuo y la sociedad, el estado verbal ha sido cuidadosamente elaborado a lo largo de los siglos; así pues, la palabra, el estado verbal, es tanto social como individual. Para comunicarnos como lo estamos haciendo, yo necesito la memoria, necesito las palabras, tengo que conocer el idioma inglés, tal como ustedes tienen que conocerlo; este idioma ha sido adquirido a través de siglos y siglos. La palabra no sólo se desarrolla en las relaciones sociales, sino también como una reacción en esa relación de la sociedad con el individuo; allí la palabra es necesaria. Ahora bien, ha llevado tanto tiempo desarrollar el estado simbólico, verbal, que uno se pregunta si ese estado puede ser eliminado instantáneamente […]. ¿Es por medio del tiempo que vamos a liberarnos de la prisión verbal de la mente, prisión edificada en el curso de los siglos? ¿O debemos deshacernos de ella inmediatamente? Quizá digan ustedes: «Ello debe llevar tiempo, no puedo hacerlo de inmediato». Esto implica que uno debe disponer de muchos días, implica una continuidad de lo que ha sido, aunque ello se modifique en el proceso hasta que uno alcanza una etapa a partir de la cual ya no hay más adónde ir. ¿Puede usted hacerlo? Debido a que somos temerosos, perezosos, indolentes, decimos: «¿Por qué ocuparnos de todo esto? Es demasiado difícil»; o: «Yo no sé qué hacer», de manera que posponen, posponen y posponen. Pero uno tiene que ver la verdad acerca de la continuación y la modificación del estado verbal. La percepción de la verdad de algo es instantánea, no ocurre en el tiempo. ¿Puede la mente, en el preguntar mismo, abrirse paso de manera instantánea? ¿Puede ella ver la barrera de la palabra, comprender en un destello el significado de la palabra y hallarse en ese estado que adviene cuando la mente ya no está más presa en el tiempo? Usted debe haber experimentado esto, sólo que es una cosa rara para la mayoría de nosotros.

(Jiddu Krishnamurti del Libro de la Vida).

Reflexión del Día: 10 de Enero

10461660_667906373340813_8826030737150329630_n

Solamente hay una Verdad absoluta de la cual emanan todas las demás verdades. Cuando hallamos esa Verdad, nuestros actos ocurren en armonía con ella. Los actos humanos pueden reflejar la Verdad o la ilusión. ¿Puede la Verdad ponerse en palabras? Sí, pero las palabras no son la Verdad. Sólo apuntan a ella.
La verdad es inseparable de nosotros mismos. Sí, usted es la Verdad. Si la buscamos en otra parte, sólo encontrará desilusión.

(Eckhart Tolle de su Libro Una Nueva Tierra).

Soltar

Dia 199: La Verdad

De lo falso a la verdad Osho Wonalixia 8

La verdad se consigue únicamente mediante la conciencia.
No se trata de un proceso mental, es un fenómeno totalmente diferente.
No debéis pensar la verdad, tenéis que parar todo pensamiento para conocer la verdad: ¡debéis olvidar todo sobre la verdad, para conocer la verdad!

Debéis desprenderos de la carga de todas las teorías, hipótesis, filosofías e ideologías que habéis aprendido. El proceso de alcanzar la verdad es un proceso de desaprendizaje, de desacondicionamiento. Poco a poco, uno ha de salir de la mente, escabullirse fuera de la mente, para convertirse en un estanque de conciencia, de pura conciencia. Simplemente una absoluta vigilancia: sin hacer nada, vigilando todo lo que sucede en los mundos exterior e interior.
Cuando uno puede observar sin que el juicio interfiera, sin que irrumpan viejas ideas, entonces se revela la verdad. Y el milagro es que no procede de otra parte, no desciende desde las alturas; se encuentra en vuestro interior… es vuestra naturaleza intrínseca. Realmente es una gran revelación conocer la verdad, porque vosotros sois ella y nunca la habéis perdido, ni siquiera durante un solo momento. Siempre habéis sido ella. Es imposible perderla, porque es vuestra naturaleza y esta no se puede perder. Por eso la llamamos naturaleza. Lo que no se puede perder es la propia definición de naturaleza. Aquello que se puede perder no es naturaleza, sino nutrición. La verdad es vuestra naturaleza, vuestro propio ser, vuestra existencia, vuestro centro.

(DÍA A DÍA, 365 meditaciones para el aquí y el ahora de Osho).

arbol

Dia 65: Verbos

abundancia-prosperidad

La autenticidad es un verbo. Todo lo que es hermoso en la vida es un verbo; no es un sustantivo. La verdad, para ser sinceros, es un verbo; no es un sustantivo. El amor no es un sustantivo; es un verbo. El amor está en amar. Es un proceso.

La autenticidad es uno de los valores más grandes de la vida. ¡Nada se puede comparar con eso!
En la antigua terminología, a la autenticidad también se la llama verdad. La nueva terminología la llama autenticidad, que es mejor que verdad, porque cuando hablamos de la verdad, parece como si esta fuera algo, un fenómeno que está en alguna parte y que hay que encontrar. La verdad parece más un sustantivo.
La autenticidad es un verbo. No es algo que os esté esperando.Tenéis que ser auténticos, solo entonces está presente. No podéis descubrirla. Tenéis que crearla continuamente siendo verdaderos. Es un proceso dinámico.
Que esto os penetre lo más hondo posible: todo lo que es hermoso en la vida es un verbo, no un sustantivo. La verdad, para ser sinceros, es un verbo. El lenguaje es falaz. El amor no es un sustantivo; es un verbo. El amor está en amar. Es un proceso. Cuando amáis, solo entonces está ahí el amor. Cuando no amáis, ha desaparecido.
Existe precisamente cuando es dinámico. La confianza es un verbo, no un sustantivo. Cuando confiáis, está ahí. La confianza significa confiar y el amor significa amar. La verdad significa ser sincero.

(DÍA A DÍA, 365 meditaciones para el aquí y el ahora de Osho).

384493_407321389365102_2139824594_n

El alma desea llevarte de regreso a Dios

luna-llena_magicodespertar1.jpeg

En su sabiduría, el alma sabe que la experiencia que estás teniendo en Este Momento es una experiencia que te envió Dios, que asentó antes de que tuvieses un conocimiento consciente de ella.
Esto es lo que significa una experiencia “presente”. Ya está en camino aun antes de que la busques -ya que incluso antes de que preguntes, te habré contestado-.
Cada Momento Actual es un regalo glorioso de Dios. Por eso se llama el presente.
El alma busca intuitivamente la circunstancia y la situación perfectas que se necesitan ahora para corregir el pensamiento equivocado y otorgarte la legítima experiencia de Quién Eres Realmente.
El deseo del alma es llevarte de regreso a Dios, traerte a casa Conmigo.
La intención del alma es conocerse a sí misma por experiencia, y así, conocerme a Mí. El alma entiende que Tú y Yo somos Uno, aun cuando la mente niegue esta verdad y el cuerpo actúe esta negación. Por lo tanto, en momentos de gran decisión, salte del orden habitual de tu mente, y realiza una búsqueda del alma.
El alma entiende lo que la mente no puede concebir.
Si pasas el tiempo tratando de determinar lo que es “mejor” para ti, tus elecciones serán cautelosas, tus decisiones serán interminables y tu destino se precipitará en un mar de expectativas.
Si no tienes cuidado, te ahogarás en tus expectativas.

¡Vaya que es una buena respuesta!

¿Pero cómo escucho a mi alma? ¿Cómo sé que la estoy oyendo?
El alma te habla en sentimientos. Escucha tus sentimientos. Sigue tus sentimientos. Respeta tus sentimientos.
¿Por qué me parece que el respeto a mis sentimientos es precisamente lo que ha ocasionado que tenga problemas en primer lugar?
Porque tú has etiquetado la madurez como “problema” y la pasividad como “segura”.
Yo te digo:

tus sentimientos nunca te traerán “problemas”, porque tus sentimientos son tu verdad. Si quieres vivir sin seguir nunca tus sentimientos, sino que cada sentimiento se filtre a través de la maquinaria de tu Mente, hazlo. Tienes libertad para hacerlo. Toma tus decisiones basado en el análisis de tu Mente sobre la situación. Pero no buques alegría en esas maquinaciones, ni celebración de Quién Eres Realmente.

Recuerda esto:

La verdadera celebración es espontánea, no pasa por procesos racionales. Si escuchas a tu alma sabrás lo que es “mejor” para ti porque lo mejor para ti es tu verdad.
Cuando actúas únicamente a partir de lo que es verdad para ti, aceleras tu camino por la senda. Cuando creas una experiencia basada en tu “verdad actual” en vez de reaccionar a una experiencia basada en una “verdad pasada”, produces un “nuevo tú”.

¿Por qué lleva tanto tiempo crear la realidad que eliges?
He aquí la razón: porque no vives tu verdad. Conoce tu verdad, y la verdad te liberará.
Sin embargo, una vez que hayas conocido tu verdad, no sigas cambiando de parecer al respecto.
Cuando esto sucede es que tu mente trata de definir lo que es “mejor”. ¡Deténla! Salte de tus esquemas.
¡Recupera el juicio!
Eso es lo que significa “recuperar el juicio”. Es volver a cómo te sientes, no a cómo piensas. Tus pensamientos son sólo eso: pensamientos. Construcciones mentales. Creaciones “fabricadas” de tu mente. Pero tus sentimientos sí son reales.

Los sentimientos son el lenguaje del alma. Y tu alma es tu verdad.

Ahí está. ¿Te das cuenta de que todo está vinculado?

(Neale Donald Walsch de su Libro Conversaciones Con Dios. Vol. 2).

61681_434403099948953_1768959560_n

¿A qué se parece la verdad?

154732_449815148365644_1053860067_n
¿A qué se parece la verdad?

Yo te lo puedo decir. La próxima vez que veas tu cara en el espejo, mira de cerca. No busques los defectos; busca la Verdad. Y cuando veas a esa persona en el espejo. A eso se parece la Verdad, a ti. Ahí reside la Verdad, ¡en ti!

(Prem Rawat).

BarraRosasCTV_34a