Reflexión del Dia: 7 de Septiembre

544184_399655893464985_1219517887_n

Escucha a tu ser. Te está dando pistas constantemente; es una diminuta y sutil voz. No te grita, es cierto. Si estás en silencio empezarás a sentir cómo eres. Sé la persona que eres. No intentes ser otra persona distinta y te convertirás en una persona madura. La madurez es aceptar la responsabilidad de ser uno mismo, cueste lo que cueste. Arriesgar todo con tal de ser uno mismo, en eso consiste.

(Osho).

Soltar

Reflexión del Dia: 31 de Agosto

beautiful-fairies-fairies-16816676-1280-1024

Hay dos divisiones básicas: el camino de la relajación y el camino del esfuerzo; el camino de la entrega y el camino de la voluntad. Esta es la división fundamental. Luego surgirán otras divisiones, pero esas dos son fundamentales y diametralmente opuestas. El camino de la relajación implica el entregarse aquí y ahora sin esfuerzo. Si eres capaz, puedes. Si no eres capaz, no puedes. Si eres capaz, lo haces. Si no eres capaz, no lo haces. No hay alternativa. El camino de la entrega es muy sencillo: ¡entrégate! Si pides como hacerlo, entonces no eres adecuado para este camino, porque el “cómo” pertenece al otro camino. ¿Mmm? “Cómo” significa “¿Con qué esfuerzo, con qué técnica? ¿Cómo voy a entregarme?” Si pides, “¿Cómo voy a entregarme?”, entonces tú no eres adecuado para seguir el camino de la entrega. ¡Sigue pues el otro!

(Osho).

th

Reflexión del Dia: 28 de Junio

gratitud

No cedas tu poder a las imágenes del bien y del mal que tienen otras personas. Los demás sólo tienen poder sobre nosotros si nosotros se lo cedemos. Hay grupos de personas que entregan su poder a otros. Esto sucede en muchas culturas. En la nuestra, las mujeres ceden su poder a los hombres. «Mi marido no me deja», dicen.
Ciertamente, eso es ceder el poder. Si tomas esta actitud, te encierras en una celda, en un lugar donde no puedes hacer nada a no ser que obtengas el permiso de otra persona. Cuantos menos prejuicios y más amplio criterio tengas, más aprenderás, y más oportunidades tendrás para crecer y cambiar.

(Louise L. hay).

BarraRosasCTV_34a

Recuerda… ¡estas con vida!

abundancia-prosperidad

Cuando ves un atardecer, ¿Qué ves? ¿Una bola naranja? Miras los colores y dices…”unos colores hermosos…”?
Cuando ves un amanecer, ¿qué ves? Bueno, déjame decirte ésto y consideralo, la próxima vez que veas un atardecer, míralo y recuerda que estás con vida, que existes.
¡Tú! ¡Tú!
No hay nadie como tú en la faz de ésta tierra. Sólo tú. Sabes que tú puedes dar tus ideas a otra persona, puedes dar tu chaqueta a otro, tu reloj a alguien más…pero nunca podrías dar tu respiración a otra persona. Nunca puedes dar ésta vida a otra persona. Es imposible transplantar ésto. Es único. Cada momento es único.
Cada día habrá un atardecer y cada día habrá un amanecer, por lo menos alrededor de la línea del ecuador. Te vas demasiado lejos hacia el norte, y en seis meses no tienes nada. Alrededor del ecuador, habrá amanecer y habrá atardecer.
Habrá personas que se pararán y admirarán los colores; además, habrá aquellas personas que admirarán algo más, porque ellos pueden ver un poquito más allá del sol, más allá del color, mas allá del azul, ellos pueden verse a sí mismos.
Ellos verán un bosque y verán un poquito más allá del bosque, se verán a sí mismos.
Ellos sabrán también que éso, es un regalo, que pueden ser testigos de éso porque están vivos.
Ellos estarán agradecidos y permitirán que sus corazones se llenen de ¡GRATITUD!
No un agradecimiento obligatorio, sino un aprecio que viene desde adentro de uno, porque se está agradecido.
Conocer…no porque alguien nos ha susurrado al oído, sino porque Tú conoces.
Estar agradecido, no por el atardecer, sino por esa respiración que nos permite ver ese atardecer. Porque recuerda, habrá muchos, muchos atardeceres, aún, después que te hayas ido.. muchos y tú no los verás.
Hay algo más sucediendo que te está permitiendo ver el que se está celebrando en frente tuyo.

(Prem Rawat-Maharaji).

578695_603666126341548_1052956935_n mente

Dia 365: Comienzo

el-secreto-para-atraer-el-amor-la-pareja-afirmaciones-para-atraer-el-amor-libro-de-afirmaciones-diarias-prosperidad-universal

Allí donde estéis, siempre es el comienzo.
Por eso la vida es tan hermosa, tan joven, tan fresca.

En cuanto empezáis a pensar que algo está completo, comenzáis a morir. La perfección es la muerte, de modo que las personas perfeccionistas son suicidas. Quieren suicidarse, de ahí que quieran ser perfectas. Es un modo indirecto de suicidarse.
Nada jamás es perfecto. No puede serlo, porque la vida es eterna. Nada concluye jamás;no hay conclusión en la vida… solo cumbres más y más elevadas. Pero en cuanto llegáis a una cumbre, otra os está desafiando, llamándoos, invitándoos.
Así que recordad siempre… allí donde estéis es un comienzo, siempre un comienzo. Entonces uno siempre sigue siendo un niño… virgen. Y ahí radica todo el arte de la vida… mantenerse virgen, fresco y joven, no corrompido por la vida, por el pasado, por el polvo que generalmente se arracima en los caminos durante el viaje. Recordad, cada momento abre una puerta nueva.
Es muy ilógico, porque siempre pensamos que si hay un comienzo, entonces ha de haber un final. Pero no se puede hacer nada. La vida es ilógica. Tiene un comienzo pero no un final. Nada que esté realmente vivo termina alguna vez. Sigue Y sigue y sigue.

(DÍA A DÍA, 365 meditaciones para el aquí y el ahora de Osho).

relajacion1

Dia 364: El Desafío de Lo Salvaje

548367_422326947781131_464291653_n

Esto no es más que un comienzo. Tendréis que pasar por tierras cada vez más extrañas. La verdad es más extraña que la ficción. Pero sed valerosos.

Antes de que empecéis a entrar en vuestro interior, no sabéis cuánto de vosotros nunca os fue conocido. Vivíais con solo un fragmento de vuestro ser. Vivíais como una gota de agua y vuestro ser es como un océano. Os identificabais únicamente con la bola del árbol cuando todo el árbol os pertenece.
Sí, es muy extraño porque uno empieza a expandirse. Hay que absorber nuevas realidades. En cada momento hay que encarar hechos que nunca antes se habían visto, de modo que en cada momento hay una perturbación y el caos se vuelve algo continuo. Nunca os podéis asentar. Nunca podéis volveros seguros, porque, ;quién sabe qué se os abrirá al siguiente momento?
Por eso las personas nunca van dentro. Llevan una vida asentada. Han despejado una pequeña tierra de su ser y erigido su casa allí. Han cerrado los ojos, alzado grandes vallas y paredes, de manera que piensan: «Esto es todo». Y justo más allá de la pared está su ser real y salvaje esperándolos. Ese es el desafío, el desafío de lo salvaje.

(DÍA A DÍA, 365 meditaciones para el aquí y el ahora de Osho).

481186_579519905397045_1274388068_n

Dia 363: Manicomio

a11

Recordad siempre una cosa: que como os encontráis ahora, como se encuentra todo el mundo… ya estáis locos. La humanidad está loca, esta Tierra es un manicomio. De modo que solo os podéis volver cuerdos, no locos; eso no es un problema.

Otra cosa es que tengáis miedo de volveros cuerdos, pero no temáis volveros locos, porque, ¿qué más podría suceder? ¡Lo peor ya ha pasado! Vivimos en la peor clase de infierno. De manera que si caéis, quizá lo hagáis en el cielo. No podéis caer en otro sitio porque este es el último. Pero la gente tiene miedo, porque cree que es lo normal aquello en lo que ha estado viviendo. Nadie es normal. Muy rara vez hay un hombre normal como Jesucristo o Buda: todos los demás son anormales. Pero lo anormal es la mayoría, de modo que se llaman normales; Jesucristo parece anormal. Y, desde luego, la mayoría puede decidir, en última instancia posee los votos para decidir quién es normal y quién no. Es un mundo extraño: aquí las personas normales aparecen como anormales y las anormales son consideradas normales.
¡Mirad a la gente! Observadla, observad vuestra propia mente: es un mono, un mono loco.
Durante treinta minutos escribid en un trozo de papel lo primero que se os ocurra y luego mostrádselo a todo el mundo. ¡Cualquiera certificaría que estáis locos! Si esta es vuestra escritura, estáis locos; pero se trata de vuestra mente.
No tengáis miedo. Seguid aquello que sintáis, aquello que viene a vosotros, seguid esa llamada, seguid esa pista. Y si desaparecéis, ¡desapareced! ¿Qué tenéis que perder?

(DÍA A DÍA, 365 meditaciones para el aquí y el ahora de Osho).

1425559_542482832505935_308052620_n mas alla del lenguaje